Italia obliga a 35.000 personas a encerrarse en sus casas por un brote de coronavirus