El rostro de la periodista asesinada y violada, Victoria Marinova, completamente desfigurado