Detenidas 24 personas por los atentados de Sri Lanka que han dejado casi 300 muertos y más de 500 heridos