Continúa el miedo y la tensión en las calles de Venezuela: las protestas han dejado cuatro muertos