Las ideas suicidas entre los jóvenes durante la pandemia aumentaron un 250%