Las coladas de lava del volcán de La Palma destrozan ya 1.458 edificios y cubren 656 hectáreas