La Comunidad Valenciana, al borde del colapso hospitalario: Puig advierte que "vienen días muy duros"