Se levanta el confinamiento de los 3.000 vecinos en un polígono en La Palma: la calidad del aire es buena