Villarejo, el hombre de las cloacas, a cara descubierta: Sin gorra, sin gafas y sin periódicos