Moreno Bonilla, investido presidente andaluz tras casi 40 años de dominio socialista