El caos de las Navidades reaviva el miedo al confinamiento domiciliario: de los datos de marzo a la tercera ola