Santamaría apuesta por una candidatura única y Casado lo rechaza