La princesa Leonor rompe el protocolo para saludar al público en su primer acto oficial en solitario