Las vidas de miles de palmeros destruidas por el volcán: "Mi sacrificio de 20 años se lo tragó el monstruo"