Los contagios, las muertes y las hospitalizaciones se ralentizan en la tercera ola en España