Barcelona abre las playas desde este miércoles para pasear una hora pero no permite tomar el sol