La década 2001-2010 fue la más caliente de la historia, según la OMM