Una enfermera de Vic denuncia que han okupado su casa mientras trabajaba atendiendo a enfermos con coronavirus