Mascarillas en la calle y 1,5 metros en la nueva normalidad que durará hasta el fin de la crisis sanitaria