¿Miedo, ansiedad o liberación? Las secuelas del fin de la mascarilla