Alerta roja por calor: las temperaturas continúan su imparable ascenso