El Papa defiende una ley de unión civil para que las personas homosexuales puedan tener familia