En prisión por hacer vivir a sus hijos entre basura, piojos y comida podrida