Nadie quiere asumir las culpas del pozo de Julen: de la responsabilidad civil al homicidio involuntario