Los investigadores creen que Tomás Gimeno asfixió a sus hijas Anna y Olivia antes de lastrarlas en el mar