Toreros como El Juli o Pablo Aguado salen en defensa del rey emérito al considerarle "un ejemplo de valores"