La única debilidad del Chicle: “Os voy a decir dónde está el cuerpo. Me habéis quitado una losa”