Los vecinos llevan meses denunciando problemas en la nave donde hubo una agresión sexual múltiple en Sabadell