La viuda negra de Alicante vuelve al lugar del crimen: certifican que todo se vio y oyó perfectamente