No se llevó el bote del Rosco pero el empate se celebró como un gran campeón