Los supervivientes, completamente desquiciados con los "despistes" de Yola