Alberto y Sergio se reconcilian pero sin mucho ímpetu