A un paso de acabar su carrera de superviviente, Kiko se corta con un machete