Los mortales se enfrentan a los siervos tras perder el juego de localización: "Estáis muy picados"