Sofía y Hugo entierran el hacha de guerra y se acercan cada vez más y más... ¡por salud!