Todos los cruces de octavos: Inglaterra-Alemania, Croacia-España y Bélgica-Portugal, más que partidazos