Morata marca pero España no pasa del empate: se jugará la vida contra Eslovaquia (1-1)