Las zapatillas de estar en casa y el suelo de parqué o gres provocan problemas en los pies durante el confinamiento