El turismo rural se dispara de cara al verano, pero el sector asegura que no subirán los precios