Britney Spears quiere ser libre: su padre no la dejaba ni reformar la cocina y le daba 2.000 euros de paga