9.768.801 de pensiones a pagar, nuevo récord de un sistema al borde del colapso