Estalla la guerra entre propietarios e inquilinos por el impago de alquileres por el coronavirus