Gobierno y agentes sociales firman el acuerdo de pensiones con la generación de los 60 como la más afectada