El veto del Reino Unido a España sale caro: 386 millones de euros a la semana solo en junio