El autor del tiroteo de Pittsburgh había atacado a Trump y le había acusado de ser un "globalista"