Juntos a través de la pantalla: el coronavirus entra en el paritorio