Donald Trump pagó 750 dólares de impuestos en los últimos años porque asegura tener pérdidas millonarias