Ciudadanos afganos suben a un avión de EEUU en marcha en una desesperada y mortal huida de los talibanes