La pandemia sigue extendiéndose por Europa: Alemania estudia un confinamiento como en marzo y España se estabiliza