El fuego acosa a Grecia: la isla de Eubea, arrasada